Descripción

Lava tu auto, removiendo la suciedad, el polvo y los aceites que se adhieren en el día a día. Aplícalo directamente en la superficie, déjalo unos minutos para que actúe, enjuágalo y verás como toda la suciedad desaparece dejando tu auto impecable, sin corroer ni dañar las superficies. Una manera rápida y simple de cuidar tu automóvil cuidando también al medioambiente.